Tras varias semanas de discusiones entre los socios de la coalición, el Gobierno ha aprobado este martes 22 de diciembre, el decreto para prorrogar la prohibición de desahucios sin alternativa habitacional mientras dure el estado de alarma.

El decreto antidesahucios incluye la suspensión de cortes de suministros básicos, como la luz, el agua y el gas, a la población vulnerable y a las personas en riesgo de exclusión social. 

Así lo han anunciado el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros. 

Se amplía la prohibición anterior hasta el 9 de mayo de 2021

Hasta ahora, los desahucios estaban prohibidos hasta el 31 de enero para las personas que estuvieran en situación de vulnerabilidad por la covid-19.

Tras este real decreto, la prohibición se amplía hasta el final del estado de alarma, previsto para el 9 de mayo. 

Se incluyen nuevos colectivos

El decreto también aumenta los colectivos que se pueden beneficiar de esta prohibición de los desahucios. “Extendemos la protección a las personas que previamente a la pandemia estaban ya en situación de vulnerabilidad antes de la pandemia”, ha anunciado Ábalos.

Además, se incluye a aquellas personas que hayan ocupado una vivienda “sin violencia ni acción ilícita antes de que se hubiera aprobado este decreto y que se destine a vivienda habitual”. 

 

Se compensará a los caseros

La normativa aprobada este martes incluye que los propietarios de los inmuebles que se sientan perjudicados podrán pedir una compensación si han transcurrido más de tres meses sin que las administraciones públicas encuentren una solución habitacional para los arrendatarios que no pueden pagar la renta. 

Para ello, el inquilino tendrá que presentar la solicitud de aplazamiento. El juez se dirigirá a los servicios sociales para que estos acrediten la condición de vulnerabilidad. Por su parte, las administraciones autonómicas tendrán que buscar una alternativa habitacional para la familia vulnerable. 

Se prohíben los cortes de suministros 

El decreto también incluye la prohibición de los cortes de suministros básicos de agua, luz y gas para las familias vulnerables mientras dure el estado de alarma. 

La nueva norma prohibirá los cortes de suministros básicos a todas las familias consideradas en vulnerables o en riesgo de exclusión, incluidas aquellas que no son beneficiarias actualmente del bono social tras un informe de los servicios sociales. 

“Garantizamos que mientras dure el estado de alarma aquellos consumidores considerados vulnerables sigan contando con total tranquilidad en sus hogares con los suministros de agua, luz y gas”, ha asegurado la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, en un comunicado.

Asimismo se ha facilitado la acreditación de requisitos  mediante la intervención de los servicios o mediadores sociales, para aquellas personas que no puedan demostrar ser titulares del contrato de suministro ni puedan acceder a la condición de consumidor vulnerable.