Antes de nada, os recomendamos que no os obsesionéis con los estados de la solicitud, puesto que se trata fundamentalmente de estados a nivel interno para clasificar expedientes, y en ningún caso son vinculantes. Para conocer el resultado definitivo de la resolución, se debe esperar a recibir la notificación, donde indicará si está aprobada o no, y la causa de denegación si es el caso.

Comprendemos que la espera se hace muy larga y puede acabar con la paciencia de cualquiera, pero por experiencia os digo que estar continuamente pendiente de la situación de nuestra solicitud no ayuda en nada, si no todo lo contrario. Dicho esto, os explicamos algunos de los estados para que os sirvan a nivel orientativo:

  • Nuevo: La solicitud aún no ha sido revisada, probablemente porque hace muy poco que fue presentada.
  • Denegada por inadmisión: no se cumplen uno o varios requisitos para percibirlo, como por ejemplo la renta anual.
  • Denegada por inadmisión – supera renta: han cotejado con la Agencia Tributaria nuestra situación económica y han comprobado que los ingresos y/o el patrimonio de la unidad familiar solicitante, excede de los límites establecidos.
  • Denegada por inadmisión al cruzar datos con Hacienda: el INSS ha cruzado datos con Hacienda y ha encontrado alguna incompatibilidad con los requisitos.
  • Anulada: Por falta de datos fundamentales como nombres, unidades de convivencia o porque transcurrió el tiempo para entregar documentación.
  • Revisión de duplicidad: en este caso se trata del estudio o resolución por parte del INSS porque han detectado que existen varias solicitudes de una misma persona o unidad de convivencia.
  • Estudio del derecho: Se produce cuando el INSS solicita información a otras administraciones (agencia tributaria, Sepe)
  • Pendiente de recibir o revisar la documentación complementaria solicitada: Caben dos posibilidades. Han solicitado más documentación a algún organismo, o a ti, o bien ya la tienen y la están revisando.
  • Archivada por falta de documentación: hay que entender que se nos requirió documentación y no se aportó en el plazo fijado, por lo que la solicitud se archiva. Si queremos acceder a la prestación tendremos que solicitarla de nuevo.
  • Archivada por duplicidad: la solicitud se ha mandado más de una vez. Se inadmite y se archiva. La otra solicitud presentada seguirá su curso.
  • Trámite pendiente de documentación: están revisando la documentación aportada. Si fuera necesario algún documento adicional te la pedirán por correo electrónico, o bien la solicitarán al organismo que proceda.
  • Captura documentos y modificaciones: quiere decir que no falta ningún documento (no hay ningún fallo ni ausencia), todos se encuentran en poder de la Seguridad Social y la prestación se encuentra en la fase final del estudio
  • Aprobada: se cumple con todos los requisitos para ser beneficiario del IMV.
  • Denegada: no se cumple con los requisitos necesarios para ser beneficiario de la prestación.