A raíz de la puesta en marcha del Ingreso Mínimo Vital y con motivo de su decreto ley con fecha de efecto de 1 de junio, se suprimió la posibilidad de presentar nuevas solicitudes para la asignación económica por hijo o menor a cargo (los puntos) sin discapacidad o con discapacidad inferior al 33%, por lo que los ya beneficiarios de esta ayuda, se han ido integrando en el IMV, en lo que se ha denominado prestación económica transitoria de ingreso mínimo vital, siempre que cumplieran los requisitos para ello.

El plazo que tiene el Gobierno para esta transición termina el 31 de diciembre de 2021.

No obstante, el reconocimiento del IMV en estos casos no obliga a su aceptación, por lo que la persona beneficiaria dispone de un plazo de 30 días para elegir cuál de ellas quiere cobrar.

Pero ,¿qué les ocurre a quienes están conrando la asignacion por hijo o menor a cargo y no tienen derecho al IMV?

Pues según la normativa actual seguirán siendo perceptores de la asignación, y la continuarán percibiendo siempre y cuando mantengan los requisitos que dieron lugar a su concesión.

Lo mismo ocurrirá con los beneficiarios de la prestación económica transitoria de ingreso mínimo vital que a 31 de diciembre de 2020 no cumplan los requisitos para ser beneficiarios del IMV.