Cuando accedemos al certificado integral de prestaciones (anteriormente llamado informe integrado de prestaciones) se generan varias páginas. La última de ellas es el certificado de rentas, que procedemos a explicar a continuación.

Este documento refleja únicamente el total de los ingresos anuales procedentes de cada una de las prestaciones de la Seguridad Social percibidas durante el año anterior, como pueden ser el ingreso mínimo vital, la asignación por hijo a cargo, pensión de jubilación, etc.

El importe que indica es distinto a lo que he cobrado, ¿por qué?

En él se indican las cuantías totales anuales que se han percibido a lo largo del año anterior, pero siempre a título individual, por lo que si existen más beneficiarios en la prestación o prestaciones, debe multiplicarse el importe por el número total de beneficiarios para obtener la cuantía total. De hecho si se accede por separado al certificado de rentas de cada perceptor, indicará la cuantía proporcional que corresponde a cada miembro del total de la prestación.

¿Quiere decir esto que han actualizado el importe con respecto a mis ingresos de 2020?

En los últimos días hemos podido comprobar como dicho certificado se ha actualizado a 2020, pero tal y como apuntábamos antes, los ingresos que se muestran en el documento provienen únicamente de prestaciones de la Seguridad Social. 

Además, estos ingresos no se tienen en cuenta a la hora de actualizar el importe correspondiente a 2020, ya que ni el ingreso mínimo vital, ni los salarios sociales, ni las rentas mínimas de inserción y ayudas análogas de asistencia social concedidas por las comunidades autónomas, son computables.

Por lo tanto para el cálculo de la cuantía que nos corresponde en 2020, es necesario tener en cuenta los ingresos anuales computables como pueden ser las rentas de trabajo, prestaciones por desempleo, pensiones, etc, así como las variaciones que hayan podido producirse en el patrimonio a causa de herencias u otras causas.

Échale un vistazo a nuestro artículo para saber cuándo revisarán los ingresos de 2020 para actualizar la cuantía del ingreso mínimo vital.

¿Hay que tributar por estos ingresos?

Otra cuestión distinta es si tenemos que pagar impuestos por estos ingresos. El Gobierno estableció que dejaba exentas de IRPF las prestaciones del IMV hasta un importe máximo anual de 9.681 euros, y de 11.842 euros si además se perciben otras ayudas, por lo que únicamente se tributará si sobrepasa ese umbral. En el certificado de rentas se distingue qué importes están exentos y cuáles no