Puede que no lo sepas, pero si eres beneficiario/a del IMV, además de percibir un ingreso mensual, cuentas con varias ventajas por encontrarte en situación de vulnerabilidad económica.

El Gobierno efectuó una serie de modificaciones para favorecer a los perceptores de esta prestación, que son los siguientes:

Exención del pago de precios públicos por expedición del Documento Nacional de Identidad a menores de 14 años.

Estarán exentos del pago de tasas de expedición y renovación de Documento Nacional de Identidad lo menores de 14 años integrados en una unidad de convivencia que solicite la prestación de ingreso mínimo vital.

Exención del pago de precios públicos por servicios académicos universitarios.

Los beneficiarios de la prestación del ingreso mínimo vital a quienes se reconozca dicha condición estarán exentos del pago de los precios públicos por servicios académicos universitarios para la realización de estudios conducentes a la obtención de títulos de carácter oficial.

Exención de la aportación de los usuarios y sus beneficiarios en la prestación farmacéutica ambulatoria.

Se entiende por prestación farmacéutica ambulatoria la que se dispensa al paciente mediante receta médica u orden de dispensación hospitalaria, a través de oficinas o servicios de farmacia.

Es decir, que no tendrás que pagar nada por los medicamentos incluidos en la cobertura de la Seguridad Social.

Además por ser perceptor/a del ingreso mínimo vital, te podrás beneficiar de una serie de incentivos:

Prioridad para la contratación

Los beneficiarios del ingreso mínimo vital serán objetivo prioritario y tenidos en cuenta en el diseño de los incentivos a la contratación que apruebe el Gobierno.

Estrategias de inclusión

Se promoverán estrategias de inclusión de las personas beneficiarias del ingreso mínimo vital mediante la cooperación y colaboración con los departamentos ministeriales, las Comunidades Autónomas, las Entidades Locales, las organizaciones empresariales y sindicales más representativas, empresas colaboradoras, así como las ONGs, dirigidas a erradicar los obstáculos sociales o laborales que dificulten el pleno ejercicio de derechos y socaven la cohesión social.

Oportunidades de empleo y formación del sector privado

El sector privado también será copartícipe del diseño de estos itinerarios de inclusión, estableciéndose un Sello de Inclusión Social que acredite a todas aquellas empresas que ofrezcan oportunidades de empleo y formación a los perceptores del ingreso mínimo vital.

Participación de los Servicios Sociales

Para conseguir unos itinerarios de inclusión flexibles y adaptados a cada situación de los beneficiarios del ingreso mínimo vital, resulta fundamental la cooperación con los servicios sociales, dado que, en el ejercicio de sus competencias, pueden acceder de manera más directa a las realidades concretas de los perceptores, siendo pieza clave en la articulación de este sistema de incentivos.