Puede que no lo sepas, si eres beneficiario del IMV, además de percibir un ingreso mensual, cuentas con varias ventajas por encontrarte en situación de vulnerabilidad económica.

El Gobierno efectuó una serie de modificaciones para favorecer a los perceptores de esta prestación, que son los siguientes:

  • Exención de la aportación en el copago farmacéutico: no tendrás que pagar nada por los medicamentos incluidos en la cobertura de la Seguridad Social.
  • Exención del pago de precios públicos por servicios académicos universitarios: si tu solicitud es aprobada hasta el 31 de diciembre, y te han denegado una beca de la Administración General del Estado por superar los umbrales de renta y patrimonio, tendrás derecho a becas universitarias para el curso académico 2020/2021.

Además está previsto, que un futuro, cuando la crisis sanitaria remita, se puedan llevar a cabo las siguientes medidas:

  • Incentivos sociales: comunidades autónomas y entidades locales realizarán un despliegue de itinerarios de inclusión flexibles y adaptados a cada situación a través de los servicios sociales.
  • Prioridad de contratación: los beneficiarios del ingreso mínimo vital serán objetivo prioritario y tenidos en cuenta en el diseño de los incentivos a la contratación que apruebe el Gobierno.
  • Ofertas de empleo y formación: Creación de un “Sello de Inclusión Social” que acredita a todas aquellas empresas del sector privado que ofrezcan oportunidades de empleo y formación a los perceptores del ingreso mínimo vital.