El día 9 de diciembre, Europa Press publicó un titular que decía lo siguiente: “El Gobierno amplía hasta junio de 2021 el régimen transitorio del control financiero para reconocer el IMV”.El artículo se expresa en unos términos muy técnicos y muchas personas lo han interpretado de manera errónea, pensando que lo que se amplía es el plazo de resolución de las solicitudes del IMV, pero esto no es así y la noticia se refiere a otro asunto.

Aquí te explicamos en un lenguaje más entendible, lo que viene a manifestar este artículo.

El control financiero permanente consiste en comprobar de forma continuada, que el reconocimiento del IMV se ajusta a la normativa vigente, así como de formular recomendaciones para corregir las actuaciones que lo requieran, a fin de impulsar la mejora de las técnicas y procedimientos de gestión.

Esto quiere decir que se verificarán de manera constante la situación y los procedimientos para reconocer la prestación del IMV, y se aplicarán las medidas oportunas para optimizarlos.

Dicha modalidad de control estaba vigente hasta el 31 de diciembre de 2020 y lo que se ha hecho es prorrogarla hasta el 30 de junio de 2021 como único modelo de reconocimiento de la prestación del IMV.

Esta decisión se ha tomado debido al importante volumen de expedientes registrados, y permitir así que se pueda reconocer el Ingreso Mínimo Vital con la prontitud que se necesita.

Esto se aplica tanto a los expedientes ordinarios como a los de oficio.