Uno de los documentos más demandados a la hora de tramitar el ingreso mínimo vital, es el certificado de empadronamiento histórico colectivo. Este certificado acredita la residencia de todas las personas que han constado y/o constan empadronadas en un domicilio junto con el o la solicitante durante un período de tiempo determinado.

Se solicita al interesado para comprobar que el beneficiario individual o la unidad de convivencia se ha mantenido durante el tiempo requerido y también para verificar que no existen otras personas que mantengan vínculos con éstos y no consten en la solicitud.

Los certificados de empadronamiento son expedidos por el ayuntamiento de la localidad donde resides, que habitualmente cuentan con una oficina del padrón o departamento de estadística, donde puedes solicitarlo. También existe la posibilidad de hacerlo por internet, si tu ayuntamiento dispone de sede electrónica para realizar el trámite. Otros consistorios, han optado también por habilitar direcciones de correo electrónico para recibir las solicitudes.

Aunque comúnmente para este tipo de certificado de empadronamiento en concreto suele tener que pedirse de manera presencial. Cada caso es distinto, y debes informarte del procedimiento en el ayuntamiento o tenencia de alcaldía que te corresponda.

En cualquier caso los certificados de empadronamiento tienen una validez de tres meses, por lo que es conveniente ajustar la fecha de solicitud para que no expire durante el trámite para el que nos lo hayan requerido.

¿Es legal cobrar por un certificado de empadronamiento?

En virtud de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, los ayuntamientos podrán establecer tasas por la prestación de servicios o la realización de actividades administrativas de competencia local, y en particular por los documentos que expidan o extiendan las Administraciones o autoridades locales, a instancia de parte.

Al usar el término «podrán», es perfectamente legal tanto exigir el pago de tasas como no hacerlo, eso irá en función de lo que tenga aprobado cada Ayuntamiento en particular en sus Ordenanzas Municipales. Por lo tanto habría que comprobar cómo están reguladas las Ordenanzas en esa materia para estar seguros completamente.

La normativa vigente tampoco impone en estos casos límites al importe que se puede cobrar por expedirlos, así que queda a juicio de cada consistorio. Algunos municipios cobran una tasa por el certificado, que ronda los 2,5 euros.

Empresas que gestionan los trámites

Varios ayuntamientos han alertado de que algunas empresas cobran de forma totalmente irregular cantidades de hasta 30 y 40 euros a las personas que quieren obtener el certificado de empadronamiento, aprovechándose así del presente estado de alarma.

Estas entidades cobran a través de sus páginas web, no solo por la tramitación y la expedición de certificados de empadronamiento, sino también por otros trámites relacionados con el padrón municipal de habitantes, como altas en el padrón, cambios de domicilio o renovaciones del padrón.