Como ya hemos señalado en varias ocasiones, los estados que vemos en la aplicación web al consultar nuestra solicitud del ingreso mínimo vital son solamente orientativos y en ningún caso son vinculantes. Más bien son comunicaciones a nivel interno de tramitación, por lo que no deben ser tomados al pie de la letra. Estos estados van cambiando conforme al procedimiento normal y muchas veces no corresponden al estado real de nuestro expediente.

Para conocer el resultado definitivo de la resolución, debemos esperar a recibir la notificación, que debería llegar unos días después del sms, donde indicará si está aprobada o no, la cuantía y la causa de denegación si es el caso.

Según la Seguridad Social, la información de los expedientes se actualizará todos los viernes y reflejará el estado de tramitación de la solicitud que tenga ese mismo día, aunque esto en la práctica es bastante relativo, ya que la mayoría de los solicitantes tienen el mismo estado durante semanas, e incluso meses.

La información que podemos obtener al consultar la situación en la que se encuentra la solicitud ha ido variando desde que se puso en marcha este servicio. En la actualidad los posibles estados que se muestran son los siguientes:

  • En estudio: Este suele ser el estado por defecto y no tiene un significado específico, simplemente que nuestra solicitud está en trámite.
  • Pendiente de recibir o revisar la documentación complementaria solicitada: A la espera de recibir documentación adicional, ya sea por nuestra parte o por parte de las administraciones, o bien que ha sido recibida y se está revisando.
  • Solicitud finalizada por falta de documentación: generalmente por no haber aportado la documentación solicitada en el plazo correspondiente.
  • Archivada por duplicidad: puede que hayamos presentado más de una solicitud o que el INSS ya iniciara el trámite de nuestro expediente por ser perceptores de la prestación por hijo o menor a cargo, y ello constaría como otra solicitud. En cualquier caso, el otro expediente sigue su curso.
  • Archivada por constar otra solicitud presentada: igual que la anterior
  • Aprobada: normalmente es porque la solicitud ha sido resuelta a nuestro favor, pero debemos esperar a que nos lo notifiquen.
  • Denegada: por lo general estaría denegada, pero ocurre lo mismo que en el caso anterior.
  • Inadmitida a trámite por incumplimiento del requisito de rentas y/o patrimonio: Los ingresos y el patrimonio del último ejercicio fiscal o de los últimos doce meses, según las circunstancias, superan los establecidos para percibir la prestación.
  • Inadmitida a trámite por ser administrador de una sociedad: Según los datos que figuran en la base de datos de la Seguridad Social, constamos como administrador de una sociedad en la actualidad, y por lo tanto no cumplimos el requisito para ser perceptores de la prestación.

Además de estos estados, pueden aparecer otros, los cuales explicamos en este artículo.