Próximamente se votarán en el Congreso los Presupuestos Generales del Estado, que presumiblemente cuentan con los apoyos necesarios para salir adelante. Ello afecta directamente a las condiciones del IMV, ya que de aprobarse, se producirían los siguientes cambios:

  • Incremento del 1’8% en la cuantía a percibir, quedando en un mínimo de 470 y un máximo de 1.033 euros.
  • Se tendrán en cuenta los ingresos de los meses transcurridos durante el año en curso, y no sólo los del año anterior.
  • Reducción de tres a dos años de vida independiente para los menores de 30 años
  • Se permitirá que haya más de dos titulares del IMV residiendo en un mismo domicilio
  • Se podrán atender “situaciones excepcionales”, como por ejemplo las personas que hayan sidotuteladas por Entidades Públicas de protección de menores dentro de los tres años anteriores a la mayoría de edad, los españoles emigrados retornados o las mujeres víctimas de trata de seres humanos o explotación sexual.
  • Se equiparará la prestación que perciban las personas con discapacidad a la que cobren los hogares monoparentales, ajustando los requisitos para poder ser titular del IMV en estos casos.
  • Posibilidad de que los servicios sociales puedan acreditar por sí mismos “algunos de los requisitos” para acceder a la prestación.